Desteclado

Pie de foto: Acto de presentacion del Diccionario panhispanico del espanol juridico en la Universidad de Rosario (Bogota, Colombia). Tomado de http://www.rae.es/noticias/santiago-munoz-machado-presenta-en-colombia-el-dpej

 

Por: Jorge Alvis. Escribo desde un teclado sin tildes. Lo digo como si estuviera en otro planeta, para un@s. Como si fuera una excusa necesaria, para otr@s.

La primera experiencia fue de extranamiento, de desconocimiento corporal, como si viviera en un universo con una gravedad distinta. Me sorprendio cuanto habia interiorizado el regimen de la tilde. Por ejemplo como ahora, cuando su ausencia en estas lineas te resulta intolerable.

Me parece que la tilde puede resolverse de otras maneras. Digamos con una rayita debajo de la vocal: revolver/revolver. O no resolverse jamas.

(Y que si el punto se vuelve raya, pues al fin y al cabo es una muralla)

Luego de sentirme extrano, pase a sentirme despreocupado: quien me vigila acaso?, de que orden es la violacion que cometo?, quienes se infurian? Aqui nadie le para bolas a ese asunto, asi que me descubro solo en mi acto vigilante, y entiendo que, como un tren, la escritura en mi lengua necesita dos líneas paralelas de personalidades. Yo autor y yo censor|

Despues me senti reflexible—creativo, también| Es mi lengua, son mis letras, son mis palabras, las que uso para hablar a mis companerxs, para escribirle(s) a l@(s) profesor@(s), las que intento ensenar a ls chics que van a mis clases||

‘Queridxs estudiantes’, les digo en cada email,

No les he dicho ya que aunque mi clase se llame ‘espanol’ en realidad es una clase de lenguajear? Porque ustedes traen a la clase cada semana las palabras del desierto, las de las tierras prometidas, las de las islas sometidas, las de las religiones bombardeadas, las de las comunidades segregadas, las de l@s indigenas globalizad@s|

Sigo en proceso. No digo que me libere de la opresion social disfrazada de pureza linguistica| No declare la revolucion contra las academias, reales o irreales, que se esfuerzan fieramente por ser inclusivas y abrazar la diversidad [ver foto sobre presentacion de un diccionario juridico oficial en Colombia). No dire nada de eso, pues escribo solo desde un teclado sin tilde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *